10 formas sencillas de controlar la caída del cabello

Escrito por Jonathan Sousa

Me encanta descubrir nuevas cosas y contar mis experiencias.

La caída del cabello es un problema bastante común hoy en día. Existen numerosas causas de la caída del cabello, desde la falta de nutrientes esenciales hasta un problema de salud subyacente o de larga duración. Así que lo primero que tiene que hacer es descartar las causas y asegurarse de que no está perdiendo el pelo debido a la calvicie masculina o femenina o debido a cualquier enfermedad o trauma. Puedes acudir a un especialista capilar para averiguar la causa exacta y su naturaleza. ¡Descubre el mejor trasplante de cabello tijuana!

Una vez que esté seguro de que la caída excesiva del cabello es una fase que está atravesando debido a cambios en su estilo de vida, puede intentar prevenir y controlar la caída del cabello con estos sencillos trucos de aseo y técnicas tradicionales de cuidado del cabello. Estos son algunos consejos sobre cómo controlar la caída del cabello y mantenerlo fuerte y sano.

Aplíquese aceite con regularidad

Los estudios demuestran que los aceites desempeñan un papel vital en la protección del cabello frente a los daños. El uso de aceite de forma regular puede evitar que la suciedad y las toxinas penetren en el folículo. Además, la aplicación de aceite no sólo mejora la lubricación del tallo, sino que también previene la rotura del cabello.

Un estudio realizado para determinar la eficacia de los aceites en el cabello reveló que el aceite de coco es el mejor, ya que reduce la pérdida de proteínas del cabello (tanto dañado como intacto) cuando se utiliza como producto de aseo antes y después del lavado.

Otro estudio demostró que el aceite mineral también actúa como un producto eficaz para el cuidado del cabello y previene el daño capilar. El aceite mineral se extiende por toda la superficie capilar, mejorando así el brillo, la capacidad de peinarse con facilidad y reduciendo la formación de puntas abiertas, todo lo cual mejora el control general de la caída del cabello.

CONOCE MÁS:  ¿Qué hacer cuando eres una Pareja Homosexual y quieres tener hijos?

Masajear el cuero cabelludo.

Atrás quedaron los viejos tiempos en los que el champi semanal era una rutina en la mayoría de los hogares indios. Un suave masaje del cuero cabelludo de vez en cuando puede ayudarle a solucionar sus problemas de caída del cabello. Además, también alivia el estrés que forma parte integral del ajetreado estilo de vida actual, ayudándole a minimizar sus efectos sobre la salud en general, incluida la caída del cabello.

Los estudios han demostrado que un masaje suave del cuero cabelludo puede favorecer la circulación sanguínea en la zona del cuero cabelludo y mejorar el grosor del cabello. Además, masajear el cuero cabelludo cada vez que te lavas el pelo puede promover el crecimiento del cabello y ayudarte a controlar su caída.

Di no a los peinados tirantes.

Una de las formas más sencillas de controlar la caída del cabello es evitar los errores de aseo más comunes, como lucir peinados tirantes.

Se sabe que estirar demasiado el pelo puede afectar a la flexibilidad de la hebra capilar y provocar daños permanentes en el cabello. Por eso, ejercer demasiada presión al recoger el pelo en una coleta o una trenza apretada puede aflojar la unión entre el pelo y el cuero cabelludo y provocar la rotura y el debilitamiento del cabello con el paso del tiempo.

Evite el uso de planchas y productos para el cabello.

También está demostrado que el uso de productos y herramientas de peinado puede provocar la rotura del cabello y provocar su caída. Asimismo, el uso de productos químicos como decolorantes y tintes puede debilitar el cabello y aumentar la fricción entre las fibras capilares, lo que provoca su rotura. Lo mismo ocurre con el cabello tratado con cosméticos, el uso de secadores y la exposición a la luz solar, que aumentan el riesgo de puntas abiertas.

CONOCE MÁS:  ¿Cómo está la Gestación Subrogada en España?

No peinar de forma agresiva.

La falta de cuidado durante el peinado es una de las causas más comunes de la caída del cabello. Si el cabello está débil, encrespado, áspero y sin brillo, puede enredarse y dificultar el peinado.

Los enredos que se crean al peinar el cabello tanto húmedo como seco pueden provocar la rotura del cabello. Cuando se peina el cabello seco, se producen roturas de segmentos cortos que provocan puntas abiertas. Peinar el cabello húmedo provoca roturas de segmentos largos, que están relacionadas con la rotura del cabello.

Se ha revelado[1] que el tratamiento con aceite antes de peinar el pelo mojado puede reducir la fuerza al peinarlo, minimizando así el riesgo de puntas abiertas y rotura del cabello. Además, se aconseja el uso de peines de púas anchas y cepillos con puntas redondeadas[3] porque pueden evitar la caída del cabello.

Seguir una dieta sana.

El papel de una dieta sana en el crecimiento del cabello y el control de su caída es fundamental. La mayoría de nosotros sabemos que las deficiencias nutricionales pueden provocar la caída del cabello. Por lo tanto, asegúrese de que usted come una dieta rica en nutrientes esenciales como vitaminas y minerales, junto con proteínas, grasas e hidratos de carbono para prevenir el daño del cabello.

Tome suplementos nutricionales.

Se ha demostrado que la suplementación con nutrientes como hierro, zinc, niacina, selenio, vitamina D y vitamina B12 puede fortalecer y sanear el cabello. No obstante, consulta a un tricólogo o a un dermatólogo para saber si la caída del cabello se debe a deficiencias nutricionales y decide la dosis adecuada de los suplementos para obtener resultados positivos. Además, consulte con su médico si ya está tomando algún suplemento para evitar una sobredosis.

CONOCE MÁS:  Cómo eliminar los chupetones

Cárgate de antioxidantes.

La presencia de toxinas en el organismo puede provocar la caída del cabello. Pero consumir alimentos ricos en antioxidantes puede ayudar a reducir la carga tóxica, que puede desencadenar la caída y la pérdida del cabello. Además, una dieta rica en antioxidantes puede ayudar a combatir el estrés oxidativo, que puede dañar los folículos pilosos. Por lo tanto, cargar en su ingesta de alimentos ricos en antioxidantes como los arándanos, espinacas, naranjas y frijoles para prevenir la caída del cabello.

Evita las dietas rápidas.

Las dietas de choque son siempre una moda popular gracias a sus afirmaciones sobre la pérdida de peso. Sin embargo, este tipo de dietas pueden provocar la caída del cabello. Se dice que una restricción rigurosa de la dieta durante las dietas de choque puede provocar un suministro inadecuado de nutrientes a los folículos pilosos, lo que conduce al efluvio telógeno (ET). Se trata de una afección que provoca una caída excesiva del cabello y que puede observarse incluso 3-4 meses después del acontecimiento desencadenante.

La inanición crónica puede provocar anomalías en el tallo piloso, lo que desencadena la caída del cabello. Da lugar a un cabello seco, sin brillo, fino y que se puede arrancar con facilidad.

Dejar de fumar.

Los efectos nocivos del tabaco sobre la salud general son bien conocidos. Sin embargo, no se conocen los efectos del tabaco sobre el cabello. Fumar puede provocar el envejecimiento prematuro de las células capilares.

Esto, a su vez, puede hacer que los folículos se vuelvan quebradizos y finos, provocando que se rompan con facilidad. Fumar también provoca la acumulación de toxinas, que pueden dañar los folículos pilosos. Por lo tanto, si quieres controlar la caída del cabello y prevenir su pérdida, habla con tu médico sobre cómo dejar de fumar y sobre los productos que pueden ayudarte a dejar de fumar.