Enseñando a los niños a deletrear: Palabras a la vista

  1. Educación
  2. Enseñanza en el hogar
  3. Enseñando a los niños a deletrear: Palabras a la vista

Libro Relacionado

Enseñando a los niños a deletrear para tontos

Por Tracey Wood

Usted y su hijo pueden divertirse deletreando palabras a la vista, que son palabras como éstas y que su hijo escribe todo el tiempo. Póngalos en tiras de papel o utilice tarjetas comerciales y luego úselas en las actividades de ortografía “Ver y escribir”. Aquí hay algunas fáciles de probar:

Ver y escribir

La manera más simple para que su hijo aprenda a deletrear es que mire una palabra y luego la escriba muchas veces. Pídale que lo haga usando diez de las palabras a la vista a la vez y jugando estos juegos de “Ver y escribir” con ellas:

  • Tenga diez palabras a la vista en diez pedazos de papel. Pídale a su hijo que las extienda boca abajo y que le pida que dé vuelta a cada palabra, que le eche un vistazo rápido y que luego la escriba en su papel.
  • Pídale a su hijo que ponga las diez palabras en una pila y pídale que dé vuelta a cada una de ellas, que la mire rápidamente y luego la escriba.
  • Sosteniendo las palabras en un abanico frente a usted, pídale a su hijo que escoja una palabra, que la mire y que la escriba.
  • Sosteniendo las diez palabras en un abanico frente a ti, pídele que seleccione pero no mire, una palabra y luego adivine tres veces qué palabra ha seleccionado. Si lo adivina correctamente, le echa un vistazo y lo anota. Continúa hasta que termine las diez palabras.

Esconderse y buscar

A la mayoría de los niños les gusta el escondite, pero a los más pequeños, en particular, les gusta encontrar sus palabras. Esconda las diez palabras en la casa y dirija a su hijo hacia ellas con instrucciones frías y calientes. Sabes, cuando se esté acercando a una palabra, dile que se está poniendo más caliente, y cuando se esté alejando de una palabra, dile que se está enfriando. Cuando haya encontrado todas las palabras, pídale que las escriba.

Corriendo el reloj

Si su hijo quiere un desafío, sáquele el reloj o el cronómetro. También puedes hacer sonar un silbato para que empiece a hablar. Fijando un tiempo para que él golpee, dicte las diez palabras para que él escriba. O puede cronometrarlo escribiendo las palabras en el primer dictado y luego pedirle que intente superar su propio tiempo con cada dictado sucesivo. Puede jugar a cualquiera de los juegos “Ver y escribir” o “Esconder y buscar” contra un reloj.

Llevar la cuenta

Su hijo quiere saber que le va bien, quiere sentirse orgulloso de sí mismo y necesita que usted demuestre que también está orgulloso de él. La mejor manera de seguir y reconocer su progreso es con un recordatorio visual. En otras palabras, necesita un gráfico de progreso. Puede hacer un gráfico circular o un gráfico de líneas, si tiene a mano el teclado, o un simple gráfico en el que su hijo pegue pegatinas es igual de bueno.

Una buena manera de comenzar a llevar un registro del progreso es tener un plan de diez semanas, lo que significa simplemente que usted planea guiar a su hijo a través de diez palabras nuevas cada semana durante diez semanas, y luego trazar esas semanas en un póster. Puede dibujar diez círculos que se llenarán con diez pegatinas o estrellas cada semana o un gráfico de barras que se convertirá en diez barras de diez unidades cada una. Mejor aún, trate de dibujar una línea que llegue hasta la luna para que su hijo coloree o pegue pegatinas para ver si puede deletrear en el espacio. Usted puede incluso hacer una foto con 100 segmentos que necesitan ser coloreados, o tener un frasco de mármol para ser llenado con 100 canicas o conseguir 100 etiquetas adhesivas para ser pegadas en una puerta.

Aprovechar al máximo los medios

Puede utilizar diferentes sustancias, como pintura, lápices de cera y espuma de afeitar, para escribir palabras, de modo que la ortografía sea más divertida. Consiga una bandeja grande y busque arena, azúcar, crema, espuma de afeitar, pudín, barro o arroz. Pídale a su hijo que escriba sus cartas en cualquier medio delicioso o sucio que usted elija o pídale que cree las letras de las palabras del compuesto para modelar o de la mezcla para pastelería. Tenga una selección de colores y tipos y ramifique hacia fuera en la fabricación de letras de la burbuja, del arco iris, o de la sombra para el efecto. Las letras de burbuja son del tipo gordo que a los niños les encanta garabatear, las letras arco iris son letras escritas en diferentes colores, generalmente de un color tras otro, y las letras de sombra aparecen en tres dimensiones.

Juegos para llevar

Estas actividades y juegos fáciles se prestan perfectamente para esos momentos en los que estás esperando en la práctica de fútbol o en las Brownies. Puede que recuerde algunos de ellos de su propia infancia.

Ortografía oral directa

Aunque en realidad no es un juego, puede sorprenderse al descubrir lo mucho que le gusta a su hijo la ortografía directa, especialmente si ya ha practicado las palabras y está bastante seguro de que las hará bien. En realidad le gusta que le pidas que las deletree en voz alta. En el auto, en el supermercado o en el ascensor, pídale que deletree unas palabras para usted. Los niños más jóvenes y enérgicos también querrán participar en el acto.

Ortografía oral con un tema

Piense en un tema como las palabras que terminan en tion o que tienen más de tres sílabas, y tómese turnos para decirlas y deletrearlas. Esta actividad funciona bien con dos o más niños, y usted puede hacer que los temas sean más fáciles para los más pequeños.

Cajas

Las cajas son más interactivas que algunos juegos y cuanto más juegue su hijo, mejor juego podrá ofrecerle. Comience dibujando una cuadrícula de puntos, 4 puntos por 4 puntos (16 puntos en total). Tomen turnos para dibujar líneas individuales entre dos puntos uno al lado del otro. Puede dibujar vertical u horizontalmente, pero no diagonalmente. Su objetivo es completar más casillas que su oponente. Cada vez que completas una caja añadiendo el cuarto lado a una caja de tres lados, pones tu marca dentro de la caja (normalmente tu inicial) y obtienes otro turno. “Entonces,” me preguntas,”¿dónde encaja la ortografía?” Déle a su hijo cinco turnos libres para comenzar el juego, si primero deletrea cinco palabras correctamente.

Palabras en tu espalda

¿Tiene un hijo con la espalda vacía? Escriba una palabra en él con el dedo. Escriba la primera letra unas cuantas veces hasta que se dé cuenta de lo que es, y luego haga lo mismo con las letras restantes. Cuando su hijo descubra la palabra completa, voltéese y ofrézcale su espalda para que le dé reciprocidad.

Palabras con imágenes

Palabras como saltar, caminar y comer son buenas para garabatear. Pídale a su hijo que dibuje las palabras y que las rodee para que se parezcan a lo que están diciendo. Algunas letras pueden saltar del salto, caminar puede tener un par de pies añadidos a la parte inferior de la k; y comer puede ser puesto en un plato. Deje que su hijo se le ocurran buenas ideas para otra vez, alrededor, abajo, beber, crecer, iluminar, pequeño, tienda de campaña y dos.

  • Add Your Comment