Fundamentos de la Lectura Rápida: Fijación de los Ojos

  1. Educación
  2. Artes del Lenguaje
  3. Lectura rápida
  4. Fundamentos de la Lectura Rápida: Fijación de los Ojos

Libro Relacionado

Por Richard Sutz, Peter Weverka

Para que tus ojos vean algo, tienen que estar quietos. No puedes mover los ojos salvajemente alrededor de la habitación y esperar ver algo más que una mancha borrosa. Lo mismo se aplica a la lectura de palabras en una página. Para ver palabras, tus ojos deben estar quietos, pero también deben moverse de izquierda a derecha a través de la página para captar las palabras en el acto de leer.

¿Cómo pueden tus ojos estar quietos y moverse al mismo tiempo? La respuesta es la fijación de los ojos. Cuando usted lee, sus ojos se mueven en ajustes y comienza a través de la página. Se fijan en una palabra individual o en un grupo de palabras y luego pasan a la siguiente palabra o grupo de palabras cuando usted ha comprendido la primera. De este modo, se lee a través de cada línea de texto.

Durante muchos años, los investigadores dieron por sentada la idea de que todo el mundo lee una palabra a la vez. Creían que los lectores rápidos eran simplemente personas que podían identificar y comprender palabras individuales rápidamente, una tras otra.

Sin embargo, a partir de 1910, los investigadores llevaron a cabo experimentos para ver con precisión lo que sucede cuando se lee. Descubrieron fijaciones oculares. Se dieron cuenta de que los ojos no se mueven a un ritmo constante a lo largo de la página, sino que más bien se mueven de un tirón. También descubrieron que mientras menos fijaciones oculares tenga al leer, más rápido leerá. Este descubrimiento fue el comienzo de la lectura rápida moderna.

Puede realizar su propio experimento para ver cómo funcionan las fijaciones oculares siguiendo estos pasos:

  1. Si un amigo no es práctico, póngase un par de anteojos oscuros y vaya a la biblioteca o a la sala de espera donde un grupo de personas está leyendo.
  2. Déle a su amigo un libro o artículo de revista para que lea y observe sus ojos en el acto de leer.
  3. Observe cómo se mueven los ojos del lector: permanecen durante una fracción de segundo en un lugar y luego se mueven hacia la derecha, donde permanecen durante otra fracción de segundo y se mueven de nuevo hacia la derecha. Lo que ves son fijaciones oculares. Después de llegar al final de la línea, los ojos barren hacia la izquierda y se fijan en una posición al comienzo de la siguiente línea, y las fijaciones de los ojos comienzan de nuevo.
  4. Para contar cuántas fijaciones oculares se producen en una línea, pídale al lector que le diga cuándo llega al final de cada línea. Algunas líneas de texto requieren más fijaciones oculares para leer que otras, dependiendo de una serie de factores, entre los que se incluyen la longitud de la línea, la familiaridad del lector con el tema y si las palabras de la línea están en el vocabulario del lector.
  • Add Your Comment