Las Divorcionetas, divorcio amistoso publicitado en furgonetas

En España el divorcio ya no representa ningún fracaso ni ninguna vergüenza. Pordesgracia de cada 10 matrimonios 6 terminan en ruptura. Unas cifras que se deben a diferentes factores, como la normalización y simplificación del proceso, el valor de la libertad, una mayor independencia económica de la mujer y la posibilidad del divorcio de mutuo acuerdo o amistoso

No hay lugar a dudas, la mejor opción para terminar una relación sentimental o matrimonio es la amistosa, pues ahorra tiempo, dinero y preocupaciones. Una fórmula que acapara cada día más casos, evitando situaciones de estrés y conflictivas totalmente innecesarias. No obstante, llegar a este tipo de acuerdos no siempre es fácil, como cabe suponer. Un equipo de abogados especializados, como los que componen el despacho de abogados Cebrián, sabrán crear el ambiente y las condiciones necesarias para alcanzar este objetivo con plenas garantías para ambos componentes de la pareja.

De entre los despachos de abogados que gestionan procesos de divorcio de mutuo acuerdo en España, destaca por su forma de publicitarse, las Divorcionetas, que ya son conocidas por la parte mayoritaria de la sociedad, lo cual es un verdadero éxito de marketing.

Las Divorcionetas, divorcio amistoso en Furgoneta

Efectivamente, de entre todas las opciones que ofrecen los distintos despachos de abogados existentes, destaca una muy peculiar que se ha hecho muy popular en las calles de las ciudades españolas. Su método no es otro que el de publicitar el divorcio de mutuo acuerdo en furgonetas rotuladas, destacando el excepcional precio de 150 euros por cónyuge.

Con esta idea pretende restar dramatismo (y lo consigue) a la ruptura y democratizar el derecho al divorcio al alcance de todos. Es algo único en el mundo que, al parecer, gracias a estos sistemas de promoción directos, se está poniendo de moda. Es, por lo tanto, cada vez más fácil acceder a estos divorcios express, normalizando el divorcio de mutuo acuerdo y evitando juicios contenciosos, extremadamente largos, costosos, problemáticos y, en algunos casos, incluso violentos.

Gracias a este procedimiento anunciado en furgoneta, ha crecido notablemente el número de parejas que han dado el paso y solucionado situaciones insostenibles de forma amistosa. Al comprobar que era más económico y ver cómo estos profesionales lograban interceder por ambos cónyuges para lograr acuerdos óptimos para ambos, las dudas desparecían rápidamente.

En Divorcionetas se gestionan de forma ágil y económica procesos de Divorcio notarial Madrid, o lo que es lo mismo divorcios ante notario en Madrid capital, al precio de 150 euros por cada componente de la pareja. En este precio se incluye todo, es decir, al abogado, al notario y el IVA.

El divorcio notarial

Este tipo de divorcio amistoso se lleva a cabo ante un notario o ante un letrado de la Administración de Justicia, sustituyendo al juez habitual en estos casos. Se trata de un sistema alternativo al judicial que conlleva un proceso más sencillo y económico, que se introdujo en España mediante la Ley 15/2015 de 2 de julio de la jurisdicción voluntaria. Pero, esta modalidad de divorcio, no es accesible a todo el mundo, se deben cumplir una serie de condiciones y requisitos.

Requisitos para gestionar un divorcio notarial

El primero y más importante de todas las características que se deben cumplir es la existencia un acuerdo mutuo, es decir, ambos futuros excónyuges deben dar su consentimiento de forma libre y sin coacción alguna. En caso contrario, se deberá proceder a un divorcio contencioso. Del mismo modo, tampoco será posible si existiesen hijos menores o discapacitados dependientes de la pareja. Por otro lado, si no han transcurrido un mínimo de tres meses desde que se celebró el matrimonio, tampoco se podrá realizar este tipo de divorcio de mutuo acuerdo.

También será necesario presentar el consentimiento de una escritura pública notarial con la declaración de voluntad de divorcio por parte de ambos cónyuges y, por supuesto, el convenio regulador de divorcio, posiblemente el documento que más disputas hace aflorar. Aquí se deberán incluir elementos como la atribución del uso de la vivienda familiar, la disolución del régimen económico matrimonial, la contribución a las cargas familiares. Del mismo modo, deberá aparecer en caso de darse la circunstancia, la pensión compensatoria.

En el caso de que existan hijos mayores de edad dependientes económicamente, estos tendrán que presentar su consentimiento expreso ante el notario respecto las medidas que le afectan.

Por último, para dar validez a este proceso, ambos cónyuges deberán acudir personalmente ante el notario elegido. En esta cita será obligada la presencia de un abogado, ya que tendrá que firmar la escritura de divorcio.

El notario a elegir será del último domicilio común, o bien el habitual de cualquiera de los dos componentes de la pareja.

Documentos que se deberán presentar ante el notario

Se da la obligación de presentar una serie de documentos necesarios con los que se podrá tramitar definitivamente un divorcio de mutuo acuerdo y son; los documentos de identidad de los cónyuges, de los hijos mayores de edad (de intervenir) y del abogado, el libro de familia, el certificado de inscripción del matrimonio y el certificado de empadronamiento.

Finalmente, hay que saber que el lugar donde se inscribe la escritura de divorcio una vez firmada será en la Oficina General del Registro Civil. Una inscripción que deberá llevarla a cabo el propio notario y puede tardar un tiempo variable de entre una semana y un mes normalmente.

Deja un comentario