¿Qué son los juegos competitivos? ¡Mira estos 15 ejemplos!

Escrito por Jonathan Sousa

Me encanta descubrir nuevas cosas y contar mis experiencias.

¡Bienvenidos a un mundo lleno de emociones, desafíos y triunfos personales! Nos adentramos en el emocionante universo de los juegos competitivos, una faceta de la industria de los videojuegos que ha ganado mucha relevancia en los últimos años.

Cada vez más personas alrededor del mundo están descubriendo la emoción de competir contra otros jugadores en tiempo real, ya sea a través de consolas, ordenadores o dispositivos móviles. Más allá del ocio, los juegos competitivos se han convertido en un deporte de alto nivel que genera millones de euros y atrae a multitudes de espectadores.

Adentrándonos en el mundo de los juegos competitivos

El mundo de los videojuegos siempre ha sido competitivo, desde los primeros enfrentamientos en el Pac-Man o el Tetris hasta las batallas épicas en los juegos de hoy. Pero en los últimos años, esta competencia ha alcanzado un nuevo nivel con la creciente popularidad de los juegos competitivos, también conocidos como esports.

Estos juegos permiten a los jugadores enfrentarse entre sí en un entorno virtual, poniendo a prueba sus habilidades, estrategias y capacidad de trabajo en equipo. Algunos de estos juegos incluso han dado lugar a ligas profesionales, con premios en efectivo para los ganadores y espectáculos presenciales para los fans.

¿Qué son exactamente los juegos competitivos? ¡Descúbrelo!

Los juegos competitivos son aquellos en los que los jugadores luchan entre sí para conseguir un objetivo. Normalmente, estos juegos requieren de habilidades específicas como la estrategia, la coordinación, la rapidez mental y física, el trabajo en equipo y el conocimiento del juego. En este sentido, la competición puede ser tanto individual como en equipos, y los premios pueden variar desde la simple satisfacción de ganar hasta premios en efectivo en competencias profesionales.

Las características fundamentales de los juegos competitivos

Los juegos competitivos pueden ser muy variados, pero todos comparten algunas características fundamentales. En primer lugar, tienen un componente de competencia directa, donde los jugadores se enfrentan entre sí para lograr un objetivo. En segundo lugar, requieren de habilidades específicas y, en muchos casos, trabajo en equipo. Tercero, estos juegos suelen tener reglas claras y objetivos definidos. Por último, permiten a los jugadores medir su habilidad y progresión, ya sea a través de rankings, torneos o ligas.

CONOCE MÁS:  ¿Por qué utilizar la animación Stop-Motion en el iPad para la educación?

Desafío Acuático de Conexión

Este emocionante desafío al aire libre pone a prueba la habilidad de los equipos para trabajar juntos, construyendo una “cadena acuática”. En este juego, los participantes se dividen en equipos, cada uno con fragmentos de tubería que deben ensamblar para formar un conducto completo.

El objetivo es transportar agua desde un punto de partida hasta una meta, utilizando esta tubería improvisada. La estrategia y la cooperación son clave, ya que los equipos deben decidir la mejor forma de unir los segmentos para maximizar el flujo de agua. Se recomienda un mínimo de 12 jugadores, divididos en dos equipos, para añadir dinamismo al juego. Los materiales necesarios incluyen dos cubos y tuberías divididas en aproximadamente seis secciones.

Torre de Madera en Equipo

Un juego que combina estrategia y precisión, donde los equipos se enfrentan construyendo una torre con bloques de madera. Los jugadores toman turnos para extraer bloques sin derribar la torre, colocando cada pieza retirada en la cima para aumentar la altura y la inestabilidad.

Un movimiento incorrecto puede provocar un derrumbe, eliminando al responsable. Para mantener el interés, se puede jugar por puntos o establecer un límite de tiempo para cada turno, haciendo este juego aún más desafiante y entretenido. Idealmente, se juega con grupos de 4 a 6 personas, y una torre inicial de 54 bloques de madera, pudiendo durar hasta 30 minutos.

Carrera de Equilibrio con Pelota

Este juego pone a prueba la agilidad y el equilibrio de los participantes, quienes deben trasladar una pelota entre sus piernas a través de un recorrido sin dejarla caer. Los jugadores, organizados en filas, pasan el relevo al siguiente compañero una vez completan el trayecto.

Un error hace que el jugador deba reiniciar, añadiendo presión y competitividad al desafío. El equipo que logre trasladar a más miembros al otro lado sin incidentes, gana. Es esencial elegir una superficie plana para evitar accidentes, y se requiere un balón para cada jugador, con una duración estimada de 15 a 30 minutos.

CONOCE MÁS:  Su lista de verificación para la revisión de su libro infantil

Búsqueda a Ciegas por Colores

En este juego de integración, la comunicación y la confianza son fundamentales. Los participantes, con los ojos vendados, deben recolectar pelotas de colores esparcidas en el suelo, cada color con un valor de puntos distinto.

Los compañeros de equipo sin vendas guían a los buscadores hacia las pelotas de mayor valor, fomentando el trabajo en equipo y la orientación espacial. Establecer un límite de tiempo aumenta la competencia, y gana el equipo con la mayor puntuación. Informar previamente el valor de cada color es crucial para la estrategia del equipo.

Desafío del Tiro al Blanco con Compañeros

Este juego pone a prueba la precisión y la coordinación en pareja, donde los equipos intentan encestar la mayor cantidad de pelotas en un cubo dentro de un tiempo limitado. Cada pelota tiene un valor de puntos diferente, y las parejas deben trabajar juntas para lograr la mejor puntuación.

Ser el último en pie en Fortnite

Fortnite es un claro ejemplo de juego competitivo. En este juego, los jugadores son lanzados en un mapa y deben recolectar recursos y armas mientras luchan contra otros jugadores. El objetivo es ser el último en pie, ya sea individualmente o como equipo. Fortnite ha conseguido una gran popularidad gracias a su dinámica de juego rápida y emocionante, y a su sistema de competición que permite a los jugadores de todos los niveles participar en torneos y ligas.

Un ajedrez moderno llamado Dota 2

Dota 2 es un juego competitivo que requiere de mucha estrategia y coordinación en equipo. En este juego, dos equipos de cinco jugadores cada uno se enfrentan con el objetivo de destruir la base del equipo contrario. Cada jugador controla a un héroe con habilidades únicas, y la victoria depende tanto de la habilidad individual como del trabajo en equipo. Dota 2 es reconocido por su complejidad y profundidad, y es uno de los juegos más populares en el mundo de los esports.

Enfrentamientos épicas en League of Legends

League of Legends (LoL) es otro de los grandes nombres en el mundo de los juegos competitivos. Al igual que Dota 2, LoL es un juego de estrategia en tiempo real en el que dos equipos se enfrentan en un mapa y luchan por destruir la base del equipo contrario. LoL destaca por su gran cantidad de campeones para elegir, cada uno con habilidades y estilos de juego únicos, que permiten a los jugadores personalizar su estilo de juego.

CONOCE MÁS:  Cuáles son los tipos de textos empleados en un periódico

Carreras alucinantes en Rocket League

Rocket League es un juego competitivo que combina fútbol con vehículos. En este juego, los jugadores controlan coches con el objetivo de golpear una pelota y meterla en la portería del equipo contrario. Rocket League es famoso por su jugabilidad frenética y emocionante, y por la habilidad requerida para controlar los coches y realizar jugadas espectaculares.

La lucha por la supervivencia en PUBG

PlayerUnknown’s Battlegrounds (PUBG) es un juego de supervivencia en el que hasta 100 jugadores se enfrentan en un mapa con el objetivo de ser el último en pie. PUBG destaca por su tensión y emoción, ya que los jugadores deben buscar armas y recursos mientras evitan ser eliminados por otros jugadores.

El mundo de fantasía de World of Warcraft

World of Warcraft (WoW) es un juego de rol en línea que también tiene una faceta competitiva. En WoW, los jugadores pueden formar equipos y competir en arenas o batallas de jugadores contra jugadores. Aunque el juego se centra en la exploración y la aventura, la competición es un aspecto importante que atrae a muchos jugadores.

Desafiando la gravedad en Overwatch

Overwatch es un juego de disparos en equipo que destaca por su colorido y diversidad de personajes. En Overwatch, los jugadores se dividen en dos equipos y deben trabajar juntos para alcanzar el objetivo del mapa, ya sea capturando un punto, empujando una carga o defendiendo una posición. Overwatch es muy popular en el mundo de los esports, con una liga profesional y numerosos torneos.

El deporte del futuro con FIFA 21

FIFA 21 es la última entrega de la popular serie de videojuegos de fútbol de EA Sports. En FIFA 21, los jugadores pueden competir en partidos de fútbol contra otros jugadores de todo el mundo. El juego destaca por su realismo y por la habilidad requerida para controlar a los jugadores y realizar jugadas.

Combates intensos en Street Fighter V y Call of Duty

Street Fighter V y Call of Duty son dos juegos que, aunque diferentes en su temática, comparten la emoción y la intensidad de los juegos competitivos. Street Fighter V es un juego de lucha en el que los jugadores compiten en combates uno contra uno, mientras que Call of Duty es un juego de disparos en primera persona que ofrece modos de juego competitivos tanto individualmente como en equipo.

El mundo de los juegos competitivos es amplio y diverso, ofreciendo opciones para todos los gustos y habilidades. Ya sea en un campo de batalla, un estadio de fútbol virtual o un mundo de fantasía, la emoción de la competición y el reto de superarse a uno mismo son cosas que todos estos juegos tienen en común. Si eres nuevo en este mundo, te invitamos a probar alguno de estos juegos y descubrir por ti mismo la emoción de los juegos competitivos. ¡A Jugar!