¿Son reales los videntes?

Esto es un tema que da mucho de qué hablar, ya que muchas personas afirman haber consultado a una vidente y que esta persona ha podido darle respuestas claras y verdaderas sobre su futuro, pero como saber si en realidad son Videntes Verdaderas o es tan solo una trampa basada en el engaño, psicología e incredulidad de las personas.

Un o una vidente es alguien que dice poseer habilidades para poder ver el futuro, no necesita muchos materiales, ni algún tipo de hechizo, ritual o algún artilugio, con tan solo interactuar con la persona es capaz de decir cual será su futuro próximo.

Videntes verdad o mentira

Decir que un vidente es real es tan improbable como negarlo, ya que no existe un estudio científico que abale esta teoría, sin embargo, tomando en cuenta datos subjetivos, recolectados a través del testimonio de personas que han acudido a un vidente, muchas afirman que lo dicho por estas personas en su consulta fue totalmente cierto.

Existen muchas personas que se hacen pasar por videntes, esto solo ha servido para creer que esta práctica es una farsa, personas que más que videntes, son buenos psicólogos, quienes visualizan y estudian el comportamiento de la persona, su forma de caminar, expresión, vestimenta, ritmo cardiaco, estado emocional, si están nerviosos, forma de sentarse, absolutamente todo, ya que cada aspecto de los mencionados puede decir mucho de la personalidad de cada quien.

Pruebas de la clarividencia

Durante muchos años han existido personas que dicen ser videntes, que pueden ver el futuro y predecir catástrofes, muchas de estas predicciones han ocurrido, sin embargo no con un porcentaje de acierto tan cercano como para atribuírselo del todo o simplemente decir que fue una coincidencia.

Un profeta muy nombrado en el pasado fue Nostradamus, a quien se le atribuyen ciertos eventos que ocurrieron como la caída de las torres gemelas, las bombas atómicas lanzadas por estados unidos en Japón, la muerte del papa Juan Pablo I, entre otras profecías, sin embargo es de admirar la similitud de sus predicciones con los hechos, pero estos no son del todo claro, tan solo interpretaciones de palabras de alguien quien predijo su muerte y fallo.

Bajando un poco el nivel, hablando solamente de aquellas personas que se limitan a usar sus dones de clarividencia en predecir el futuro de otras personas, bien se sabe por palabras de algunas quienes acudieron a sus consultas, que dicha visita fue productiva, además de muy cierta, sin embargo, no es una prueba muy objetiva.

Poco se puede decir respecto a la veracidad de estas predicciones o hechos futuros que pueden decir los videntes, sin embargo existen personas que creen en estos y cuya visita les ha dado un mejor panorama y les ha permitido tomar decisiones correctas en su vida. No hay mucho que perder si se acude a un vidente, más que un poco de tiempo, algo de dinero y la duda respecto a que pasará en nuestro futuro.