¡Sorprende a tu novia y pídele matrimonio!

Casi cualquier chica sueña con que el día en el que su novio le pida matrimonio sea de lo más especial. De todas formas, no olvidemos que para los chicos también es un acontecimiento importantísimo del que nunca se olvidarán. Genera muchas emociones, pero también estrés. ¿No sabes cómo sorprender a tu novia? ¡Te damos unos cuantos consejos para que pedirle matrimonio te resulte mucho más fácil y agradable! Es importante considerar las preferencias individuales de tu pareja.

Fecha

El primer paso consiste en elegir el día. Lo más recomendable es que no sea una fecha obvia para ella, así le darás una mayor sorpresa. No obstante, muchos hombres eligen días marcados, como su cumpleaños, el aniversario de la relación, Nochevieja o San Valentín. También puedes considerar pedirle matrimonio estando de vacaciones. Aunque la idea parezca bastante manida, en la práctica puede dar en el clavo. Para la gran mayoría de las mujeres, lo que cuenta es el compromiso del hombre y el gesto en sí.

Circunstancias

Después de elegir la fecha, decide en qué circunstancias le vas a pedir matrimonio. Precisamente por eso debes planificarlo con bastante antelación. ¿Habéis reservado un vuelo en globo? ¿Tenéis mesa reservada en un restaurante exclusivo? Hay que elegir el momento perfecto que años después siga generando sentimientos positivos. Ten en cuenta que a algunas mujeres no les gusta que les pidan matrimonio en lugares públicos. Muchas prefieren que sea un momento íntimo solo para los dos. El hombre debe respetar los gustos de su media naranja, ya que de lo contrario no quedará contenta del todo. No a todo el mundo le gusta ser el centro de atención.

Complementos

¿No te imaginas pedir matrimonio sin un enorme ramo de rosas rojas y una botella de champán? A veces surgen problemas al organizar estas cosas. Lo mejor es pedir ayuda a los colegas. Que te envíen todos los complementos que necesitas a la dirección adecuada para que tu futura mujer no se lo vea venir. ¡Piensa en la sorpresa que se llevará cuando, paseando por el parque, se encuentre con una manta extendida y una cesta con manjares!

 Anillo de compromiso

No escatimes en el anillo de compromiso, ya que se trata de un recuerdo para toda la vida. Por eso a veces merece la pena ahorrar hasta varios meses para comprarlo. ¿Has tomado la decisión de pedirle matrimonio de forma espontánea pero no tienes efectivo? Considera pedir un crédito rápido online para conseguir el dinero que necesitas hasta en unas horas. No tienes que presentar ningún certificado, lo que permite reducir los trámites. Otra ventaja es la alta flexibilidad de devolución. El anillo debe adaptarse al estilo de tu prometida. Por lo tanto, comprueba qué tipo de joyas le gustan más. Si prefiere el minimalismo, lo más probable es que un anillo con cantidad de piedras no le agrade.

Celebración

Después de pedir matrimonio, normalmente no vuelves a la gris realidad, así que piensa una forma interesante de pasar el resto del día o la noche. Recuerda que no son solo unos minutos; la mayoría de parejas quieren celebrarlo a lo grande. Algunas eligen montar una fiesta con familiares y amigos, otras se van a un spa. ¡Hay un sinfín de posibilidades!