Trazando tu historia creativa con’What Ifs?

  1. Educación
  2. Artes del Lenguaje
  3. Escritura Creativa
  4. Trazando tu historia creativa con’What Ifs?

Libro Relacionado

Por Maggie Hamand

Muchas historias escritas comienzan con una idea generada preguntando:’¿Y si…? ¿Y si los humanos descubrieran que no están solos? ¿Y si una explosión volcánica desencadenara un tsunami que destruyera una gran ciudad? ¿Qué pasa si la novia cancela la boda justo antes de que comience el servicio? ¿Y si el personaje descubriera que su hermana problemática era una niña adoptada?

Pero las preguntas’qué pasaría si’ pueden ayudarle en cada etapa del proceso de elaboración de la trama en la escritura creativa, no sólo al principio. Cada vez que tus personajes necesiten tomar una decisión, averigua qué pasaría si eligieran cada opción diferente. Luego pregúntale a alguien más `¿Qué pasa si…?

¿Y si tu personaje Alfie tuviera que elegir entre robar algo o resistirse? Elige robar. ¿Y si lo ha visto? ¿Qué pasa si se da cuenta de esto – y qué pasa si no lo hace? ¿Qué pasa si el testigo – Emily – decide decírselo a la policía, a otra persona o mantenerlo en secreto? ¿Y si Alfie decide encontrar un secreto sobre Emily para mantenerla callada? ¿Y si entonces empieza a enamorarse de ella? ¿Qué pasa si ella se enamora de él, o si llega a odiarlo y piensa que la está acosando? ¿Y si llama a un amigo para que la ayude?

Puedes ver las posibilidades casi infinitas contenidas en la más simple de las historias. Este sentido de posibilidad da un poco de tensión narrativa a la escritura. (Los lectores nunca quieren que el resultado sea obvio.) Lo bueno de las preguntas de’qué pasaría si’ es que te obligan a examinar diferentes escenarios para tu historia. Te ayudan a tener ideas que de otra manera nunca se te habrían ocurrido.

El escritor argentino Jorge Luis Borges escribió en 1941 un cuento titulado”El Jardín de los caminos que se bifurcan”. Se trata de una novela en la que, en lugar de que el personaje elija un camino y elimine los otros, se producen todos los resultados posibles, cada uno de los cuales conduce a una mayor proliferación de posibilidades. La novela, por supuesto, nunca está terminada, porque tendría que ser infinita.

Trata de dibujar un plano de tu novela como un árbol de ramas, con una elección inicial y luego las elecciones resultantes de esas elecciones, llenando todas las posibilidades. Vea el tiempo que tarda en tener tantas ramas que ya no puede colocarlas en la página.

Examina las elecciones que hace tu personaje y mira cuáles de ellas llevan la historia en la dirección más desafiante e interesante. Lo que parece ser una mala elección inicialmente puede resultar en una dirección más interesante para su historia. Incluso si la elección parece alejarte de la línea que originalmente quisiste tomar, explórala más a fondo – puede que encuentres un camino de regreso.

Consiga un pedazo grande de papel y vaya desde el comienzo de su historia a través de una larga serie de”qué pasaría si”. La historia comienza a tomar forma rápidamente. No siempre tienes que decidir qué elección hace tu personaje – a veces dejar las posibilidades abiertas es útil, aunque querrás eliminar las más inverosímiles.