¿Qué es un motor turbo y cómo funciona?

Todos hemos oído hablar de los motores turbo, pero ¿cuánto sabes sobre su funcionamiento? En esta guía, analizamos los pormenores de los turbocompresores, desde sus ventajas y desventajas hasta las diferencias con los motores de aspiración normal.

¡Te invito a conocer a https://www.turbos24h.com/, una empresa especializada en la venta y en la reparación de turbos, ten en cuenta que con ellos también puedes obtener piezas originales de muy alto rendimiento!

¿Qué es un turbocompresor?

Un turbocompresor es un componente compuesto por una turbina y un compresor de aire que se utiliza para aprovechar los gases de escape residuales emitidos por un motor. Obliga a que entre más aire en los cilindros, ayudando al motor a producir más potencia.

¿Cómo funcionan?

Los turbos están compuestos por un eje con una rueda de turbina en un extremo y una rueda de compresor en el otro. Éstas están cubiertas por una carcasa en forma de caracol con un orificio de entrada, por el que entran los gases de escape desperdiciados a alta presión. Cuando el aire pasa por la turbina, ésta gira y el compresor gira con ella, aspirando grandes cantidades de aire que se comprimen y salen por el puerto de salida.

Un tubo devuelve este aire comprimido a los cilindros a través de un intercooler, que enfría el aire antes de que llegue a los cilindros. Como los turbos funcionan a velocidades tan altas (hasta 250.000 RPM), suelen tener un sistema de refrigeración por aceite para asegurarse de que no se calientan demasiado. La mayoría de los sistemas también contienen una válvula conocida como “wastegate”, que se utiliza para desviar el exceso de gas fuera del turbocompresor cuando el motor produce demasiada sobrealimentación, evitando que se dañe la turbina al limitar su velocidad de rotación.

Los motores con turbocompresor se diferencian de los motores estándar en que utilizan los gases de escape desperdiciados para introducir más aire en la válvula de admisión. Mientras que los motores de aspiración natural dependen de la presión natural del aire para introducirlo en el motor, los turbos aceleran este proceso, produciendo potencia de forma más económica.

¿Cuáles son las ventajas de los turbos?

Los turbocompresores ofrecen una serie de ventajas, de ahí que sean tan populares en los coches modernos. A continuación, enumeramos las principales ventajas de un motor turboalimentado.

Potencia

Los turbos producen más potencia en un motor del mismo tamaño. Esto se debe a que cada carrera del pistón genera más potencia que en los motores de aspiración natural. Esto significa que cada vez más coches están equipados con motores turboalimentados más pequeños, que sustituyen a unidades más grandes y menos económicas. Un buen ejemplo de ello es la decisión de Ford de sustituir su motor de gasolina de 1,6 litros de serie por una unidad turboalimentada de 1 litro, que denomina EcoBoost.

Economía

Como los turbocompresores pueden producir la misma potencia que los motores más grandes de aspiración natural, esto allana el camino para el uso de motores más pequeños, ligeros y económicos. Ahora, todos los coches diésel modernos están equipados con un turbocompresor, lo que mejora el ahorro de combustible y reduce las emisiones.

Par y rendimiento

Incluso en los motores más pequeños, los turbocompresores producen más par motor, sobre todo a bajas revoluciones. Esto significa que los coches se benefician de un rendimiento fuerte y ágil, lo que es genial en la ciudad y ayuda a que el motor se sienta más refinado a velocidades más altas en autopistas y carreteras A. A bajas velocidades, los pequeños motores turboalimentados pueden superar a los coches equipados con motores de aspiración natural más grandes, debido al par que producen.

Motores silenciosos

Como el aire de un motor con turbocompresor se filtra a través de más tubos y componentes, el ruido de admisión y de escape se reduce y se refina, lo que hace que el ruido del motor sea más silencioso y suave, quizás uno de los beneficios más inesperados de un motor con turbocompresor.

¿Y cuáles son las desventajas?

Aunque los turbos son cada vez más populares, tienen algunos inconvenientes, que enumeramos a continuación.

Costes de reparación elevados

Los turbocompresores añaden complejidad a un motor, con toda una serie de otros componentes bajo el capó que pueden fallar o desarrollar fallos. Estos problemas pueden ser caros de arreglar, y pueden tener un impacto en otros componentes si fallan.

Retraso del turbo

El retardo del turbo es un breve retraso en la respuesta tras pisar el acelerador, que puede ocurrir cuando el motor no produce suficientes gases de escape para hacer girar la turbina de admisión del turbo lo suficientemente rápido. Esto sólo ocurre realmente cuando el coche se conduce de forma agresiva, o desde una posición de aceleración cerrada. En los coches de alto rendimiento, los fabricantes evitan el retraso del turbo añadiendo dos turbocompresores de diferente geometría, en lugar de uno grande con una sola turbina.

Eficiencia y estilo de conducción

Para alcanzar las cifras de eficiencia que se proclaman en un motor con turbocompresor es necesario un control cuidadoso del acelerador, que no se pise demasiado. Cuando un turbocompresor está “en marcha”, los cilindros queman el combustible más rápidamente, lo que provoca una menor eficiencia. Los conductores que pasen de un coche de aspiración natural a un modelo con turbocompresor pueden tener que ajustar su estilo de conducción para mantener una buena eficiencia, sobre todo al arrancar por primera vez.

Deja un comentario