5 Consejos para Sacar Mejores Calificaciones

Escrito por Jonathan Sousa

Me encanta descubrir nuevas cosas y contar mis experiencias.

Como profesor universitario, a menudo me piden consejos sobre cómo los estudiantes pueden obtener mejores notas. Y después de un par de años de perfeccionar mis ideas, he desarrollado estos 5 consejos. Y, por cierto, estos consejos te servirán tanto si eres un estudiante de primer año como de último, si estás en un colegio pequeño o en una universidad grande. Estos consejos son universales. ¡Descubre todo sobre la beca SUBES!

Por lo tanto, si tienes problemas con las notas y estás interesado en aumentar tu promedio de calificaciones, echa un vistazo a estos 10 consejos para obtener mejores calificaciones.

Asiste a todas tus clases

Ahora, usted podría pensar que esto es una obviedad. Pero hablo por experiencia cuando digo que muchos estudiantes se saltan las clases por una u otra razón. Pero si quieres tener buenas notas, hay varias razones por las que deberías asistir a todas tus clases:

Absorber el material de la clase. Aunque el profesor siga el libro de texto muy de cerca, sentarse en el aula y escuchar las conferencias/discusiones te ayudará a absorber los materiales.

Hazte notar/participa. Uno de los beneficios de ir a la universidad debería ser que formaras una relación de tutoría con algunos de tus profesores, y eso no va a suceder si no asistes a las clases. Y a menudo el profesorado tiene puntos de participación (o puntos extra), así que más allá de asistir, haz un esfuerzo por participar en las discusiones de clase.

Gana puntos de asistencia. Muchos profesores tienen políticas de asistencia, así que puedes tener un impacto directo en tu nota simplemente asistiendo.

Leer  Biografía de San José Sánchez del Rio

No te olvides de sentarte cerca de la parte delantera: históricamente, los que lo hacen suelen ser los mejores estudiantes.

Domina a tus profesores

Cada profesor tiene una personalidad y un sistema diferente para dirigir sus clases, así que tiene sentido aprender lo que quiere el profesor lo antes posible. He aquí algunas formas de dominar a tus profesores:

Entender las expectativas del curso. La mayoría de los profesores entregan un programa de clase durante la primera semana de clases, y es tu responsabilidad conocer los plazos y todos los requisitos del curso.

Entiende a los profesores a nivel personal. En lugar de ver al profesor como una figura al frente de la clase que decide tu destino de forma abstracta, conoce a tu profesor como persona. Visítalo durante las horas de oficina, o quédate después de clase.

Comunícate con los profesores cuando tengas problemas. Especialmente en las universidades más grandes, el profesor no sabrá cuándo tienes problemas, así que si tienes problemas con el trabajo del curso o los exámenes, programa una cita para reunirte con el profesor y obtener la ayuda que necesitas.

Organízate y mantente organizado

Puede que hayas sido uno de los pocos afortunados que nunca ha necesitado una agenda, pero la universidad se basa en la multitarea, y es fácil que te veas abrumado por las fechas de entrega, las reuniones de equipo y otras exigencias de tu tiempo. Aquí tienes algunos consejos para organizarte:

Utiliza un planificador u otro sistema de organización. Hace años que tengo mi agenda y no puedo ir a ningún sitio sin ella. A otros les ocurre lo mismo con sus asistentes digitales personales.

Leer  16 consejos para estudiantes universitarios

Mantente al día con las fechas de vencimiento/calendarios de los cursos. No basta con tener un sistema, hay que usarlo. Así que una vez que tengas algún tipo de sistema, acostúmbrate a usarlo (y pronto se convertirá en algo natural).

Guarda los deberes, los exámenes y los trabajos de clase en un lugar central. No te limites a tirar los deberes o exámenes antiguos en el maletero de tu coche o en el suelo de tu dormitorio. Los necesitarás para estudiar para futuros exámenes, para reunirte con tu profesor para discutirlos y para calcular tu nota en la clase… así que guarda todo tu material de clase en un lugar central.

Utiliza el tiempo de forma inteligente

Aunque no procrastines y seas la persona más organizada del mundo, el tiempo puede ser uno de tus mayores enemigos en la universidad. Aquí tienes algunos consejos para utilizar el tiempo de forma inteligente:

Afronta primero el trabajo más difícil. Sí, aborda primero las cosas más difíciles para asegurarte de tener tiempo suficiente para completarlas. Sentirás una mayor sensación de logro al completar el trabajo en este orden.

Tómate descansos como recompensa por el trabajo. Recompénsate por haber completado una tarea importante tomando un descanso y charlando con un amigo o viendo algo de televisión. Los descansos no sólo son una buena motivación para ayudarte a completar algo, sino que también estarás más fresco para abordar la siguiente parte del trabajo después de un descanso.

Divide los proyectos más grandes en partes más pequeñas y fáciles de realizar. Si tienes que hacer un trabajo enorme al final del semestre, divide el trabajo en trozos más pequeños y asigna plazos a cada parte.

Leer  Cree una fuente de noticias sobre educación con la aplicación para iPad de Flipboard

No te exijas demasiado; aprende a decir que no. Además de todo el trabajo académico, también se te pedirá que participes en todo tipo de clubes y organizaciones mientras estés en la universidad, y en algún momento tendrás que aprender a decir que no a algunas peticiones de tu tiempo.

Trabaja duro para jugar duro. Una de mis estudiantes favoritas solía decir que trabajaba mucho para tener tiempo para jugar mucho, y eso es un buen equilibrio. Sólo asegúrate de hacer el trabajo PRIMERO.

Convertirse en un “anotador”

Otra de las razones para asistir a clase es anotar los apuntes de la misma. Estos apuntes son pistas vitales sobre lo que el profesor cree que es el material más importante que debes aprender, así que además de tomar notas, aprende a utilizarlas mejor en tu beneficio. He aquí algunos detalles:

Sé un oyente activo en clase. No leas el periódico, ni cotillees con tus amigos, ni envíes mensajes de texto a tu compañero durante la clase. En su lugar, escucha atenta y activamente, y pide aclaraciones cuando las necesites.

Toma buenos apuntes en clase. Tanto si tomas los apuntes desde cero como si sigues el esquema del profesor, la clave para ti será anotar los detalles más importantes para poder consultarlos cuando los necesites.